¿Van a recibir los niños la Confirmación antes que la Comunión?

confirmacion antes que comunion - blessings - la comunion de noa magazine

Texto y fotografías: Olatz Elola - Blessings

Últimamente nos sorprendemos cuando escuchamos que ahora se recibe el sacramento de la Confirmación de niño, antes incluso que la Primera Comunión, en algunas diócesis de nuestro país.

¿Por qué este cambio? A priori puede parecer baladí, pero vamos a ir a la raíz del asunto para poder entenderlo bien. Y como lo importante siempre son las fuentes, vamos a ver qué dice el catecismo de la Iglesia católica.

Tenemos la percepción equivocada de que el sacramento de la Confirmación es la reafirmación, hecha de adultos, de la fe recibida en el bautismo. Esto tal vez sea porque ponemos mucho énfasis en nuestro sí, en lo que nos toca dar de nuestra parte y no en la gracia que recibimos de Dios al recibir el Sacramento.

En el sacramento de la Confirmación se nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz (cf DS 1319; LG 11,12).

En un primer vistazo rápido, lo primero que vemos es que el capítulo de sacramentos de la iniciación cristiana, está ordenado de la siguiente manera: primero encontramos el Bautismo, después la Confirmación y para acabar el de la Eucaristía. ¿Es esto aleatorio?

No lo es. El sacramento de la Confirmación dispone al niño para recibir en plenitud el sacramento de la Eucaristía, puesto que el culmen de la vida eclesial es recibir el Cuerpo de Cristo y es, por lo tanto, aquello para lo que necesitamos una preparación mayor.

Y vuelvo a citar el catecismo: “Los que han sido elevados a la dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo por la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el sacrificio mismo del Señor.” (art. 1322.)

Por lo tanto, esto que consideramos un “cambio” es en realidad un “restaurar el orden” y colocar el sacramento de la Confirmación en su lugar original y lógico.

confirmacion antes que comunion - blessings - la comunion de noa magazine

Podría parecer que esto favorece que los jóvenes se alejen antes de las parroquias. Sin embargo, de ningún modo debería ser esto una razón para no hacer las cosas bien. Y si esto ocurre, deberemos plantearnos qué no está funcionando y por qué no estamos ofreciendo a los jóvenes itinerarios lo suficientemente atractivos como para estar en la Iglesia en toda época, edad y situación vital. Porque Jesús no es solo para “momentos” es para toda una vida.

Sin embargo, sí que es cierto que hasta hace poco estábamos acostumbrados a un orden diferente. Por eso es un cambio grande y lo que la Iglesia está procurando es aplicarlo en aquellas diócesis que hayan hecho un trabajo previo y estén preparadas para asimilarlo de forma natural. Aunque siempre hay tantos caminos como personas y es difícil generalizar.

Las familias se preguntan si es necesario hacer dos fiestas separadas para celebrar la llegada de los dos sacramentos, si estos se producen, por ejemplo, en años consecutivos.

La respuesta es sí, por supuesto. Tanto la Confirmación como la Primera Comunión significan cosas tan grandes que no podríamos dejar de hacer una fiesta para celebrarlas.

Ahora bien, recordemos que hacer una fiesta no tiene por qué ser sinónimo de gasto ni ostentación. Lo más importante de una fiesta está en la alegría del corazón. Puede que no haga falta nada más. Y cada familia tiene un contexto y una situación particular que es muy importante respetar. Lo importante es lo que está ocurriendo en su alma.

Si ponemos el énfasis en esto y sabemos transmitirselo así a nuestros hijos, lo demás es totalmente accesorio. Precioso y genial si podemos y queremos dárselo, pero accesorio.

Olatz Elola
Blessings
(síguenos en @blessings.es en instagram)

Artículo publicado en el 2º número de la revista 


No hay comentarios